VELARTISAN: el por qué de este nuevo cambio

¡Hola, hola! Espero que estos días «sin vernos» hayan ido estupendamente. Espero que hayáis hecho muchas cosas, que hayáis aprendido algo nuevo, que hayáis disfrutado mucho y, por supuesto que también hayáis descansado. Yo… bueno, podemos decir que he estado bien, aunque podría haber estado mejor…

Precisamente, por eso estoy hoy aquí, para hablar de por qué he estado tan desaparecida, de qué ha pasado, qué he estado haciendo y qué va a pasar a partir de ahora con nuestro proyecto… ¿Te interesa? ¡Pues sigue leyendo!

Un nuevo comienzo para VELARTISAN

¿Qué vamos a ver?​

¿Qué ha pasado con ENVELADAS?

Hoy os vengo a hablar dejando a un lado todo lo que se a nivel profesional, olvidémonos del posicionamiento, de las búsquedas y de todos esos ‘royos’. Hoy solo quiero abrirme en canal, porque quiero y porque me lo merezco, y vosotros también.

Como has podido comprobar, hemos pasado a llamarnos VELARTISAN, y esto… Esto no es algo que esperabas… ¡Pero yo tampoco!

Pues lo cierto es que he pasado una semana un poco atorada, a la vez que triste, agobiada y muy, muy, muy bloqueada… Más allá de que desde hacía algunas semanas el trabajo me estaba pillando la vez y no había estado escribiendo tanto como me hubiese gustado, esta última semana me he visto sobrepasada…

Pero, ¿qué ha pasado? ¡Déjate de intrigas!

Cuando comencé con este proyecto, (espera, sigue leyendo que todo tiene relación), quería un nombre que reflejase los valores que quería transmitir, después de MUCHO pensar, escogí ENVELADAS.

Para todos aquellos que no lo sepan, cuando se comienza un proyecto, hay que elegir un nombre de marca / comercial que no esté escogido y eso fue lo que yo hice. «¡Yuhu!, ENVELADAS, me encanta, me representa y no hay ninguna marca en España ni en Europa que esté registrada con este nombre, genial, voy a buscar el dominio y a empezar con la web».

Desde entonces, todo había ido genial, peeeero… Hace unos días recibí un mensaje en el que muy amablemente me indicaban que estaba utilizando una marca que estaba registrada… Como podrás imaginar se me cayó el alma al suelo… ¡No podía ser! Yo lo había comprobado…

Lo cierto es que lo comprobé. Revisé marcas españolas, nada; marcas europeas, nada; pero olvidé un pequeño factor, las marcas internacionales… Y ahí estaba, mi cagada. Una marca argentina registrada en dicho país existía y yo no me había dado cuenta.

Así que una vez que me pidieron dejar de usar todo lo relacionado con dicha marca comenzó «mi agonía».

¿Por qué VELARTISAN?

Ya os decía que ha sido una semana de muchas emociones. Para muchos, será absurdo y quizás algunos podáis entenderme, pero os puedo asegurar que ENVELADAS, ahora VELARTISAN, era para mi un proyecto muy importante en el que estaba poniendo todo lo bueno de mi para ofrecer al mundo.

He estado triste, me he sentido imbécil, he estado enfadada, he buscado alternativas… Y, finalmente, aquí estamos, «inaugurando» un nuevo proyecto y, si no, nuevo proyecto, al menos sí nuevo nombre, VELARTISAN.

Quería que fuese algo corto y que, de la misma forma que antes, el nombre reflejase la esencia del proyecto. He escrito los valores, los he traducido a mil idiomas: latín, inglés, francés, italiano, castellano antiguo, euskera (para los que no lo sepan soy una enamorada de todo lo relacionado con Euskal Herria); he buscado frases, también las he traducido, he combinado palabras… Finalmente, VELARTISAN ha sido el elegido.

El resultado de combinar la palabra VELA con ARTISAN (artesana en inglés), ¿qué te parece?

¿Qué pasará ahora con el proyecto?

El proyecto continúa, renace, comienza, llamémoslo X; ¡por supuesto!. Pero si una cosa tengo clara es que, a pesar de todo, no he perdido la ilusión por hacer de esto que tanto me gusta una forma de ver la vida.

Bienvenida (de nuevo) a VELARTISAN, un proyecto consciente en el que aprender y disfrutar haciendo lo que más nos gusta (y no tiene por qué ser fabricar velas).

Hasta aquí, nuestro artículo de hoy, espero que te haya gustado. Deja un comentario si tienes dudas o, simplemente, si tienes algo que quieras comentarme. Estaré encantada de leerte.

Te espero pronto con un nuevo tema y, espero que esta vez sí sea sobre el que hablar, investigar y, sobre todo, aprender.

Y, recuerda, ¡prende la mecha! 🔥